fbpx

SELIDER capaz de sentirse.

Es difícil describir los sentimientos que atraviesa tu cuerpo cuando organizas un seminario, es aún más difícil explicarlo cuando sabes que tienes un equipo completamente capaz de sacar el trabajo adelante, del que puedes depender, durante los últimos tres años que he formado parte de la mesa directiva de SELIDER Mexicali he sido capaz de sentir esto. Es increíble como a pesar de altas y bajas esos sentimientos nunca desaparecen durante la elaboración de un seminario sin embargo, pese a estos tres años como miembro de la mesa directiva y de mis otros tres años como staff, jamás había logrado experimentar lo que hoy, días antes de nuestros primeros quince años en Mexicali he llegado a sentir. Hace un año no habían pasado ni siquiera dos horas de que culminara el XIV Seminario Líderes Hoy “Identifícate” cuando la gente ya se estaba imaginando la gran experiencia que sería el XV Aniversario. Hace siete meses el momento de la planeación llego; y las ideas surgieron. Se sintió esa sensación, esa energía que si alguna vez has estado en SELIDER has sido capaz de sentir, se empezó a sentir en cada junta, en cada avance que se presentaba, la gente sabía que esto sería uno de los más grandes momentos que esta sede haya experimentado durante todo su tiempo de vida.

Claramente, no todo ha sido perfecto. Como cada año se presentan adversidades durante la planeación y este año no ha sido la excepción, patrocinios que se cancelan, personas que piensan usar el seminario por interés propio, una lucha por conseguir las mejores sedes, y un mar de cosas que cada organizador ha atravesado durante la elaboración de un seminario, pero creo yo este tipo de cosas son las importantes, no sé ustedes, pero este tipo de situaciones son las que me motivan y dan más energía para sacar el evento adelante. Todo esto previamente mencionado, nos trae esa sensación de romper los paradigmas que te han impuesto, de demostrar que los jóvenes somos capaces de realizar un evento no solo de calidad sino de talla nacional, con una organización y logística que no es normal encontrar en otro lado. Realizar un aniversario en SELIDER implica darte cuenta la cantidad de tiempo, esfuerzo y lágrimas que se le han dedicado a esta organización durante sus años de vida, es una oportunidad para demostrar la unidad de cada sede, de cada generación, es una oportunidad más para demostrar de lo que los jóvenes somos capaces cuando nos dan la oportunidad de realizar un trabajo. Estos últimos meses he sentido emoción, desilusión, alegría, tristeza, y una increíble mezcla de emociones que conlleva esta responsabilidad, pero si algo he experimentado en exceso estos últimos meses, es apoyo, de cada persona que ha pasado por estos quince años en SELIDER, desde consejos y sugerencias de veteranos, como la energía del staff  y el compromiso al sacar adelante su trabajo que ha mostrado la mesa organizadora.